top of page

Liderazgo 2.0: potenciando áreas de oportunidad


Todo líder, por más exitoso que sea, tiene áreas de oportunidad de mejora que, de ser abordadas, potencian su desempeño y el de su organización. El coaching ejecutivo surge como una herramienta básica para enfrentarlas e imponer acción para solucionarlas.

Te comparto algunas desviaciones frecuentes en materia de liderazgo y los desafíos que implican:

1.- Desatender los errores: el éxito suele deslumbrar y conlleva el riesgo de que los fallos no sean vistos como áreas de corrección. Reconocerlos y reflexionar sobre ellos demanda una estrategia para tratarlos en cada nivel.

2.- Conducirse con arrogancia: menospreciar las opiniones de los demás crea distancias. La humildad y la escucha son indispensables para mantener un liderazgo efectivo.

3.- Rechazo al cambio: En un entorno de progreso tecnológico constante, negarse a adaptarse puede desembocar en la obsolescencia. Se debe estar dispuesto a aprender y transformarse cuanto sea necesario.

4.- Descuidar el crecimiento profesional: estancarse en la capacitación significa sostener la misma visión y tarde o temprano se pierde la actualización de los principales temas de la compañía.

5.- Desbalance entre la vida personal y el trabajo: se corre el riesgo de sacrificar la familia, la salud o las relaciones. Es crucial que un líder encuentre y conserve equilibrio en cada faceta de su existencia.

6.- Manejo deficiente del estrés: sucumbir ante las tensiones y dejar de gestionar las preocupaciones de forma adecuada repercute tanto a nivel personal como laboral. Es sencillo que la presión se propague por toda la organización, conduciendo a un estado de sobrecarga improductiva.

7.- No establecer prioridades correctamente: una mala administración del tiempo lleva a incumplir con los objetivos. Ser eficiente y delegar resulta esencial, en vez de monopolizar las decisiones.

8.- Evitar la introspección: pasar por alto la autoevaluación y no buscar retroalimentación es limitar el conocimiento sobre las posibilidades de mejora.

9.- Perder de vista la diversidad del equipo: un clima inclusivo ayuda a incorporar diferentes perspectivas y coadyuva a reconocer el talento sin importar género, raza, edad, entre otros.

10.- Falta de enfoque a largo plazo: Concentrarse únicamente en el presente sin proyectar el mañana podría provocar en una carencia de rumbo y misión.

La genuina naturaleza del liderazgo yace en la habilidad para el autoanálisis y adaptabilidad. Cada directivo, independiente de su evolución, posee áreas que fortalecer. El coaching ejecutivo es un buen medio de acompañamiento en ese recorrido.

¿Reconoces tus fallas? Coméntame en redes sociales como LinkedIn, Instagram o Twitter y sígueme en el podcast “Dinero y Felicidad”, en Spotify, Apple Podcast, entre otros

3 visualizaciones0 comentarios

Commentaires


bottom of page