¿Es momento de pedir un aumento de sueldo?


Si Pitágoras no miente, al estar todo más caro y con un sueldo sin cambio, deberás de ajustar el consumo, ahorrar menos o acrecentar el endeudamiento. La única manera de enfrentarlo es con un mayor ingreso y eso genera presión para que pidas un incremento; sin embargo, hay factores a tomar en cuenta.

Por lo pronto, la inflación anual oficial al mes de junio es de prácticamente 8 por ciento, pero algunos artículos y servicios se han elevado a dos dígitos. Así que para tu canasta el porcentaje podría ser superior.

En los procesos de crecimiento acelerado de los precios, por lo regular el salario va detrás y es uno de los grandes perdedores. Una primera pregunta es cómo está tu capacidad de negociación en el centro de trabajo donde laboras. Las empresas tienen la obligación de cumplir con el mínimo que marca la ley, pero no el compensar la inflación.

De entrada, depende del margen de maniobra de la compañía, pues la menor actividad económica y el alza de las tasas de interés han provocado que un buen número de ellas esté en problemas de flujo de efectivo y aunque quieran hacerlo, tal vez sea imposible.

También es prudente el verificar si el aumento solicitado es congruente con el tabulador y con los niveles del mercado.

Este análisis nos puede llevar a la conclusión de que es preferible cambiar a una fuente de trabajo que sí tenga la solvencia para afrontar la nómina.

Un principio básico es que las empresas no fijan los sueldos de acuerdo con las necesidades del empleado, sino en función de aspectos tales como su productividad, su posición estratégica, la capacidad para resolver problemas y de su liderazgo, entre otros atributos. Por eso, es importante cuestionarse ¿Qué tan valioso soy y cómo es posible mejorar esa percepción?

Aunque por “justicia económica” quisiéramos que nos incrementaran el sueldo, es muy probable que deba buscarse a través del mérito o de un movimiento a un puesto de mayor responsabilidad.

Una negociación está lejos de ser una pelea; intentemos el cómo sí se puede o qué cosas podrían compensar, como prestaciones o una modificación del horario que permita generar otros ingresos. Es recomendable dar espacio a un rechazo, sin una confrontación. En todo caso, tú decidirás si te quedas.

¿Quieres pedir aumento salarial? Coméntame en Instagram: @atovar.castro

Twitter: @albertotovarc

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo