¿En los veinte? Arranca tus finanzas con el pie derecho


Si estás en tu década de los veinte y estás iniciando el manejo de tus finanzas personales es oportuno reflexionar sobre algunos elementos básicos.

1.- El primer paso es saber hacia dónde se está lleno tu dinero. Has una lista de tus gastos mensuales para averiguarlo. Sólo anótalos, para luego ir priorizando a qué “debes” destinar tu ingreso y construir un presupuesto formal.

Hay una infinidad de herramientas con aplicaciones telefónicas para ir monitoreando los gastos y te pueden ser útiles.

2.- Como parte del presupuesto, te recomiendo determinar un ahorro “mínimo” mensual como porcentaje; ojalá sea arriba del 20 por ciento. Si estás en la casa de tus papás es probable que tengas un subsidio implícito y eso permita subir el monto.

Entre más guardes de tus percepciones, podrás ir alcanzando tus sueños de independencia, adquisición de bienes, un auto, vacaciones o simplemente sentirte con solvencia.

3.- ¿Es bueno sacar una tarjeta de crédito? La respuesta es sí. Evitan que utilices efectivo; tienes acceso a recursos de emergencia; viajas con facilidad; realizas compras por Internet; cuentas con un reporte exacto de tus adquisiciones; obtienes premios; y puedes tener un financiamiento gratis.

El punto central es evitar excederte con ellas y cumplir el presupuesto; además de “pagar el saldo al corte completo en cada mes”. Si te es difícil lograrlo, deja de usarlas, porque es el crédito más caro del mercado y terminarán minando tu orden financiero.

4.- Con seguridad ya has escuchado sobre el tema de las Afores y es muy probable que no sea tu preocupación en estos momentos; empero, te garantizo, llegarás a viejo si no mueres antes. Así que vale la pena ponerle atención a ese aspecto.

Identifica tu Afore a través de la página de la Consar y analiza cuál es la institución con los mejores rendimientos netos para que siempre estés entre las primeras tres.

5.- Para crecer en términos económicos es importante pensar en tener tu patrimonio bien invertido con ganancias que al menos superen el proceso inflacionario y puedan ganar poder de compra.

En el arranque, lo fundamental es acumular ahorro con el fin de elevar los montos y poseas recursos suficientes para diversificar tu portafolio. Por ahora, capacítate en los mecanismos de cada uno de los instrumentos. Sigue la regla de oro: “nunca deposites tu dinero en algo que no entiendas y conozcas los riesgos”

¿Tienes dudas? Coméntame en Instagram: @atovar.castro

Twitter: @albertotovarc

1 vista0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo