En finanzas personales, “no pain, no gain”


La frase de Rocky “no pain, no gain” está relacionada con el deporte, pero bien la podemos aplicar a otros órdenes de la vida; entre ellos, a las finanzas personales, porque si queremos tener éxito con el patrimonio hay que estar dispuestos a un tremendo esfuerzo y cierta dosis de sacrificio para alcanzar los objetivos.

Lo vemos reflejado en infinidad de áreas y estoy seguro de que lo podrás observar con tu experiencia; ya seas abogado, músico, artista plástico, ingeniero o mesero; la perfección se adquiere tras largos periodo de entrenamiento y dejar de hacer otras cosas para destinar tiempo a lo que te apasiona. ¿Por qué algunos tienen éxito y otros no? Según el autor del libro “Fueras de serie”, Malcolm Gladwell, se debe practicar al menos 10 mil horas para encontrar la maestría.

Entiendo que vivimos en medio de una tendencia hacia lo express, todo rápido, traído a tus manos sin esfuerzo; sin embargo, la meta es un tanto utópica. Para poner en perspectiva la aseveración de Gladwell, implicaría dedicar 4 horas diarias por cerca de 7 años a una determinada actividad.

Es fácil caer en el influjo de las proposiciones de hacerte rico sin esfuerzo, para derrochar el dinero; pero si vemos a nuestro alrededor a las personas con triunfos reconocidos, se distinguen por el trabajo, la dedicación y su fortaleza para levantarse de las caídas.

Las finanzas personales no escapan de esa realidad. Ahorrar, significa dejar de disfrutar en el presente para dejarlo por un bien superior; o ser precavido con el endeudamiento requiere la aceptación de que se carece de la capacidad de pago suficiente y es preferible hacerlo a través de reservar del ingreso pequeños montos hasta lograr comprar lo que se quiere.

También lo observas por el lado del salario; para tener mayor empleabilidad es necesario destacar en conocimiento, experiencia y disposición. Más aún, si decides emprender, pues va acompañado de pesadas jornadas, además de poner en juego una fuerte cantidad de dinero.

Ser un buen inversionista lleva consigo estudiar para comprender el funcionamiento de los mercados y luego tomar riesgos en donde probablemente se perderá y aprenderás.

¿Cuántas horas diarias le dedicamos a nuestras finanzas? ¿revisar estados de cuenta? ¿reflexionar de hacia dónde queremos dirigir el patrimonio? ¿Cómo elevar el ingreso? ¿Qué inversión elegir? Es posible que las respuestas se hayan dado en el contexto de lo inmediato y de ser reactivos.

¿Has hecho el suficiente esfuerzo en tus finanzas? Coméntame en instagram: @atovar.castro

Twitter: @albertotovarc

2 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo