“Alexa, paga mi recibo de luz”


Apenas te levantas y te llega el aroma del café que habías programado el día anterior, le dices a Alexa que toque música y después de un baño y escuchar un podcast, empiezas a revisar tus mails, porque trabajar desde casa te obliga a iniciar temprano la jornada; le das un vistazo rápido a las noticias en tu tableta y aprovechas para checar las cotizaciones de las acciones adquiridas la semana pasada a través de la plataforma móvil.

La historia hoy es cotidiana y con seguridad se queda corta para la capacidad que ofrece el Internet de las cosas y las facilidades virtuales. Algunos años atrás hubiese parecido de ciencia ficción. Esta carrera tecnología afecta a las finanzas personales, permitiendo hacer sencillas un sinnúmero de tareas, pero existen riesgos que es importante ponderar.

1.- El mecanismo de pago evoluciona para no llevar dinero en la bolsa, de tal manera que se erogue por medio de los dispositivos móviles, con cargo a las tarjetas. Si bien simplifica, sigue siendo valida la recomendación de prudencia a la hora de utilizar el plástico.

2.- Gastar es mucho más fácil; todo está a la vuelta de un click. Amazon tiene esta opción y para alguien compulsivo a las compras significaría endeudamiento y romper el presupuesto.

También hay una gran ventaja, porque puedes analizar la adquisición en forma profunda. A mi en lo personal me gusta hacerlo; cuando uno va a la tienda invariablemente quien atiende desconoce las características del producto y solo repite lo escrito en la caja, mientras que por Internet se presentan excelentes testimonios.

3.- En la administración nos encontramos la posibilidad de armar el presupuesto con una infinidad de aplicaciones que permiten con rapidez percatarse de cómo vas. Además ya te ofrecen enlaces con tus cuentas bancarias para catalogar los gastos e imponerte niveles de ahorro.

4.- Si quieres estar a la moda del Internet de las cosas te va a costar; sin embargo, puede generarte ahorros si lo coparas con lo analógico y bajarle al gasto en energía.

5.- Cada vez es más práctico hacer inversiones por Internet con dispositivos móviles. Por ejemplo, revisa Kuspit, Punto Casa de Bolsa, Actinver, Vector y Accitrade, entre otras opciones. Esto “democratiza” la entrada al mercado de capital con herramientas de análisis.

Si nos damos cuenta, cambian los formatos de cómo operamos con nuestro medio ambiente, pero continúa lo esencial en el manejo del dinero, en términos de la necesidad de establecer metas, hacer un presupuesto, cuidar las compras, mantener ciertos niveles liquidez para imprevistos, ahorrar, invertir y cubrirte para el futuro.

Twiter: @albertotovarc

9 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo