top of page

7 consejos para administrar la riqueza


Has escuchado de aquel boxeador, artista o heredero, que contaba con una enorme fortuna y terminó en la miseria. Existe la idea equivocada de que las finanzas personales sólo son útiles en la escasez y resulta que se vuelve una herramienta fundamental en la abundancia.

El tema es de especial importancia porque en este momento es cuando más gente joven ha logrado llegar a ser multimillonaria o tiene muy altos niveles de ingreso. Es producto, en buena medida, de las startups que han permitido capitalizarse con rapidez; pero independiente a cómo se alcanzó, debemos poner atención en cómo manejan su dinero; te comparto siete reflexiones al respecto.

1.- Es necesario cuantificar los recursos y saber cuál es el margen de acción, tanto en el flujo como en el capital, además de identificar los pasivos. También es relevante tener clara la viabilidad de los ingresos a lo largo del tiempo. Esto dará una perspectiva del potencial para el gasto y para la inversión.

2.- La primera sensación es el pensar que se puede gastar sin límite y eso lleva al desperdicio. Así se construyen las historias de personas que de tener todo, se quedaron sin nada, precisamente porque empezaron a adquirir cosas extravagantes. Valora y racionaliza las compras, anteponiendo el costo de oportunidad en la decisión.

3.- Es probable que se acerquen ofreciendo negocios. Una responsabilidad de ser rico es saber bien hacia dónde se va el recurso y si vale la pena, además de tener cuidado con la confianza que se brinda a quien maneja el capital. Hay casos de administradores que defraudan; siempre vigila y revisa.

4.- El mejor consejo para la inversión es la diversificación. Es una manera de abatir el riesgo y evita perder la fortuna en un sólo proyecto o instrumento financiero.

5.- Para tomar resoluciones eficientes, es conveniente aprender la administración del dinero; el comportamiento de los mercados; y reconocer cuando hay ignorancia sobre ciertos temas, para contratar a un asesor que ayude a obtener una mayor rentabilidad con un riesgo razonable.

6.- Es imprescindible enseñar a la familia a ser responsables de su riqueza y no consentir “mirreyes” o “mirreinas” que despilfarren. Las nuevas generaciones son quienes luego desperdician el esfuerzo de las anteriores.

7.- Ya he mencionado en este espacio que el dinero puede ser adictivo y convertirse en un fin en si mismo, cuando es el instrumento para alcanzar otro tipo de metas. Es básico tener definidos los objetivos personales de corto, mediano y largo plazo.

¿Eres rico o quieres serlo? Coméntame en Instagram: @atovar.castro

Twitter: @albertotovarc

4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page