top of page

2024: planifica, ahorra y prospera


En un entorno donde prevalece la incertidumbre económica, es crucial afrontar el reto permanente de administrar nuestros recursos con visión y anticipación. Al ser esta la despedida del año en la columna de finanzas personales se presenta un tiempo idóneo para reflexionar y estructurar el enfoque para el corto, mediano y largo plazo.

1.- La "cuesta de enero" no es un mito; es un hecho concreto que enfrentamos anualmente. El secreto para vencerla radica en una planificación inmediata que inicie hoy. Te recomiendo elaborar un presupuesto que cubra hasta marzo, pues te puede ser muy útil para balancear el final del 2023 y el siguiente año.

¿Cómo conseguirlo con efectividad? Empieza por especificar tus ingresos y egresos futuros, considerando hasta los pequeños placeres de la época decembrina. El ahorro en los gastos no solo te beneficiará en enero, sino que te posicionará favorablemente para el año que inicia.

Es atractivo sucumbir ante el crédito accesible en este ambiente navideño. Sin embargo, la prudencia es vital; las deudas exorbitantes pueden amenazar la solidez en los meses venideros. Es sensato cuestionarnos antes de cualquier adquisición: ¿Es esta compra imprescindible o un impulso del cual nos vamos a arrepentir?

2.- A mediano plazo, es básico atender nuestras inversiones y el endeudamiento razonado.

Con la inflación bajo control y las tasas de interés con perspectivas de descenso según el Banco de México, nos ubicamos ante una encrucijada financiera. Para este período, es esencial sopesar las alternativas de inversión.

Una primera pregunta es si es propicio trasladar los ahorros a vehículos de mayor rendimiento con los réditos reales disminuyendo.

El endeudamiento no es siempre el antagonista. Cuando se utiliza de manera estratégica, puede ser un aliado. Valora hacerlo para propósitos que generen crecimiento, como un emprendimiento, un bien raíz o tu formación continua.

3.- El futuro es desafiante, pero también brinda la ocasión de definir las metas financieras de largo plazo. ¿En qué posición te imaginas dentro de cinco, diez o quince años? Definir objetivos precisos es el primer paso para transformar esas aspiraciones en hechos.

El escenario mundial está repleto de oportunidades que, aunque puedan parecer lejanas, son accesibles para quienes están dispuestos a indagar y extraer aprendizajes de ellas.

Al concluir este ciclo, extiendo mi deseo de que el próximo año te aporte éxito, bienestar y, primordialmente, la perspicacia para dirigir los recursos de forma que respalden tus deseos. Con esta última entrega del año, espero seguir aportando a tu travesía económica en 2024.

¿Cómo vislumbras el siguiente año? Coméntame en Instagram: @atovar.castro y sígueme en el podcast “Dinero y Felicidad”, en Spotify, Apple Podcast, entre otros

8 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page