Inversiones en un mundo de redes sociales


Ideadas para convivir en una comunidad virtual de amigos; las redes sociales se han venido transformando y ahora son tan poderosas que provocan revueltas, derrocar gobiernos e infunden inestabilidad en los mercados.

La evolución de las principales variables financieras no se entiende plenamente sin considerar el impacto de la rápida comunicación con los medios digitales. Como muestra, hace unos días Elon Musk, dueño de Tesla, resolvió dejar de postear en Twitter para evitar imprimir volatilidad en las acciones.

Esta contundente realidad es un paradigma por incorporar en la toma de decisiones en materia de inversiones personales, porque asigna una elevada especulación sin ningún sentido, más que la mera masa ovejuna actuando en forma coordinada en las redes. El riesgo es la total anarquía.

Ya de por si, el análisis de las compañías se mueve en el terreno de la expectativa de si alcanzará un valor alto en el futuro, esto sin importar si pierde desde hace años y no tiene claro cuál será el origen de las utilidades.

Hasta hace poco se requería la intervención de especialistas e instituciones para participar en los mercados financieros sofisticados. Hoy, es posible llevarlo a cabo con un celular, emulando a otros a través de las redes y por montos ridículamente bajos. En efecto, es un avance enorme, pero sin conocimiento, ni prudencia puede resultar catastrófico.

La nueva generación de inversionistas está abierta al cambio y a la rápida adopción de metodologías digitales, al crecer con esa velocidad de novedades, imponiendo una condición sui géneris al acontecer diario de los mercados.

Un buen ejemplo es el reciente caso de cómo novatos de Reddit causaron una pérdida en el valor de mercado de 20 mil millones de dólares. Sin una lógica financiera, compraron títulos de una empresa de un minorista de juegos GameStop por medio de aplicaciones comerciales, llevando a las nubes la cotización y haciendo perder a quienes habías “apostado” a la baja.

Según Forbes, el fenómeno ha sido considerado como una batalla entre David y Goliat; “los jóvenes Millennials contra los ricos y poderosos de Wall Street”.

Proporción guardada, fue algo así como el asalto al capitolio; mostrando como las redes sociales pueden convocar a personas con las creencias similares a realizar en conjunto una acción coordinada. Sorprendente, pero peligroso.

Esto podría estar pasando con las criptomonedas; crecen de manera desproporcionada y pareciera que el alza responde más a una burbuja alentada por un método piramidal, en donde la demanda desmesurada permite la subida contra toda lógica y puede desplomarse cuando en las mismas redes se corra el rumor de que es tiempo de vender

¿Haces operaciones financieras con tu celular? Coméntame en Instagram: @atovar.castro

Twitter: @albertotovarc

1 vista0 comentarios

©2019 by Alberto Tovar. Proudly created with Wix.com