top of page

Finanzas en pareja: presupuestos sin peleas"


En la dinámica familiar, donde la pareja aporta económicamente, surge el reto de acordar el presupuesto de la casa y por ello, es crucial prepararse para este proceso en el 2024, con el fin de alejar cualquier tipo de conflicto y además alcanzar los objetivos trasados.

Te presento algunas ideas derivadas del libro “Getting to Yes: Negotiating Agreement Without Giving In" de Roger Fisher, William Ury y Bruce Patton, una referencia esencial para progresar en negociaciones.

1.- Distinguir las personas del problema. La negociación presupuestal se complica a menudo al tomar los conflictos de manera personal. Es vital comprender que el compañer@ no constituye el problema, sino la situación financiera. Al centrarse en la dificultad real, se evitan acusaciones y resentimientos, creando un clima adecuado para soluciones provechosas.

2.- Priorizar intereses en lugar de posiciones. En asuntos monetarios, es frecuente tomar posturas rígidas. El avance significativo se da al examinar los intereses primordiales. ¿Qué impulsa las elecciones financieras? Entendiendo que es posible hallar puntos que faciliten acuerdos gratificantes, sobre todo si comunican sus aspiraciones.

3.- Creación de alternativas de beneficio mutuo. Las respuestas convencionales raramente complacen a todos. De ahí la importancia de lanzar opciones originales que resulten ventajosas para ambas partes. Esto puede abarcar tácticas novedosas para el ahorro, inversiones compartidas o gastos proporcionales.

4.- Criterios específicos en la decisión. Las elecciones financieras deben sostenerse con normas claras. Ello conlleva desplazar las predilecciones personales y emocionales hacia aspectos como la viabilidad y la justicia.

5.- La dimensión humana en la negociación. Tras cada acuerdo financiero existen individuos con sentimientos, percepciones y exigencias, que deben ser gestionadas. Reconocer esta realidad es básico para llevar a cabo las discusiones con empatía.

6.- Involucramiento activo en el proceso. Es recomendable la participación diligente de ambos en la negociación. Esto garantiza que se sientan integrantes de la solución, incrementando la implicación y satisfacción con el desenlace.

7.- Respetando la estima de ambos. Las proposiciones habrán de estar en armonía con los principios y la autoestima individual. Preservar el respeto recíproco es vital para acuerdos perdurables.

Negociar el presupuesto doméstico no debe conducir a un conflicto; las parejas tienen la oportunidad de convertir estas charlas en momentos para afianzar su relación y alcanzar una administración financiera eficaz y equilibrada.

¿Ya tienes tu presupuesto familiar? Coméntame en Instagram: @atovar.castro y sígueme en el podcast “Dinero y Felicidad”, en Spotify, Apple Podcast, entre otros

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page