top of page

¿Es divertido Invertir?


La tecnología, la enorme cantidad de información, la velocidad de operación y el fácil acceso, ha impuesto una dinámica especial a las inversiones. En un sentido positivo ha permitido la “democratización” del mercado, en términos de que cualquiera puede participar con montos mínimos; sin embargo, el riesgo es desvirtuar el objetivo y confundirlo con un “juego divertido”.

Por desgracia, el “juego” llega a resultar costoso si se realiza en forma imprudente. A la fecha, se han presentado pérdidas dramáticas en empresas tecnológicas que antes eran populares. Incluso, la adquisición de criptomonedas se convirtió en una “inversión de culto” que hoy está en fracciones de sus valores máximos alcanzados, con operadores en quiebra y un serio cuestionamiento por los fraudes en comercialización.

Es válido y bueno tener vocación por la experiencia de las inversiones, pero el tomar decisiones de dónde colocar el dinero podría ser tedioso y rentable.

Supón por un momento que hay una inversión con un pronóstico de rendimiento del 100 por ciento, pero debes sostenerla cinco años. Mientras algunos serían felices por esa ganancia, otros la catalogarían como “aburrida”, porque quieren comprar y vender constantemente, para sentir la adrenalina del trading.

Dicho por los expertos, el mejor enfoque para la gestión de riesgos es minimizar su exposición a las pérdidas. Es decir, en lugar de buscar las opciones en donde sean posible mayores ganancias sin medir consecuencias, escógelas en función de lo difícil que sería caer en un quebranto con ellas.

En este sentido, te doy sugerencias para obtener una rentabilidad con menos sobresaltos.

1.- Si el mercado es muy volátil y se estás reaccionando tarde por falta de información o conocimiento, es preferible salir y esperar una evolución “normal”. Así sea el tiempo de un mes o un año, vale la pena hacerlo para evitar el estrés financiero.

2.- Plantear alternativas con un horizonte de largo plazo y olvídate de los “milagros” en donde te transformarás en multimillonarios de la noche a la mañana.

3.- Si llegas a participar en mercados con riesgo elevado, toma ganancias cuando alcancen un valor aceptable y deja algo para los demás.

4.- Mantén una proporción alta de tu cartera en activos que aguanten un análisis serio de viabilidad y de negocio. Elige un porcentaje bajo en “apuestas” sobre el futuro de los mercados, con empresas que pierden y prometen ganar mucho al madurar.

¿Qué tipo de inversionista eres, de riesgo o a la segura? Coméntame en Instagram: @atovar.castro

Twitter: @gmail.com

3 visualizaciones0 comentarios

Comentarios


bottom of page