El dilema de la mujer en el trabajo


Las empresas desaprovechan a las mujeres en su capacidad de líderes en las organizaciones; esto es en especial importante cuando se quejan de una alta rotación de personal y el requerimiento de mano de obra calificada.

Corregir, apoyaría a las mujeres ejecutivas en su perspectiva económica y consolidaría a las compañías en un mercado que toma en cuenta con seriedad los esfuerzos de inclusión.

En este marco, es muy valiosa la información que emana del estudio “Women in te Workplace” para el 2022, la encuesta más grande sobre la situación de la mujer en el trabajo dentro de los corporativos de Estados Unidos y que es elaborado por Lean In y la consultora Mckinsey.

Los resultados son para considerar, al involucrar a 333 organizaciones participantes y entrevistar a más de 40 mil empleadas. Debemos de poner en contexto que esta información viene de un país con un mayor avance en materia de inclusión y que con seguridad la realidad es peor para Latinoamérica y pone en dificultades sus finanzas personales.

Una conclusión relevante es la existencia de una "Gran ruptura”, pues en un momento sin precedente, las mujeres están exigiendo más del trabajo, lo abandonan y urgen a las compañías a tomar cartas en el asunto para recomponerlo.

Un punto central es que son discriminadas con los asensos. Por cada 100 hombre que lo logran, sólo 87 mujeres alcanzan un nivel mayor.

En los status más bajos están relativamente parejos con 52 por ciento de hombres y 48 por ciento de mujeres, pero a medida que se analizan los asensos, la diferencias se hace abismal, hasta llegar a 74 por ciento de hombres y 26 por ciento de mujeres.

Este fenómeno ha provocado que las mujeres líderes buscan otras empresas en donde colaborar, porque dejan de ser promovidas en forma equitativa y denuncian microagresiones que limitan su autoridad; cuestionan su juicio o insinúan que no están calificadas.

Manifiestan estar sobrecargadas y poco reconocidas. Demandan una mejor cultura laboral, flexibilidad y participar en una empresa comprometida con el bienestar de los empleados, la diversidad, la equidad y la inclusión.

Adicionalmente a este panorama, mientras el hombre lleva a cabo menor actividad en casa, cuando asciende en su trabajo, la mujer no tiene ese lujo y sigue con las mismas obligaciones, haciendo su carga complicada de cumplir.

¿Cómo consideras el reconocimiento a la mujer en tu centro de trabajo? Coméntame en Instagram: @atovar.castro

Twitter: @albertotovarc

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo