Cuidado con tus seguros en la era Covid


Hay quienes siguen pensando que adquirir seguros es tirar el dinero, más aún cuando la crisis económica llega a la casa y lo primero que cortan son las coberturas. Te comparto alguna información para valorar tal decisión.

Llamó mi atención el dato de la AMIS (Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros) que el costo promedio del tratamiento del Covid-19 es de alrededor de los 450 mil pesos, una cifra 10 veces mayor al de una neumonía con complicaciones. ¿Qué pasa si varios miembros de la familia se enferman en forma seria?

Puedes resolver entrando a un hospital público; sin embargo, la pandemia ha dejado al descubierto un pobre sistema de salud gubernamental, al carecer de capacidad para responder a una contingencia como la que hoy vivimos. ¿Te imaginas cuántas personas habrán muerto por la falta de cuidado oportuno?

Según la AMIS la tasa de letalidad para pacientes que tenían un seguro de gastos médicos mayores fue del 5 por ciento; la mitad del promedio nacional que llega al 10.7 por ciento. La hipótesis es relativamente sencilla, tuvieron acceso a nosocomios privados, mientras los públicos están saturados.

En relación con los seguros de vida, la AMIS afirma que sólo el 8 por ciento de quienes han fallecido contaban con uno. Esto da una visión clara de la desprotección en la cual quedaron las familias que sufrieron la pérdida.

Entiendo que en un momento de dificultad financiera podría no alcanzar el recurso para seguir pagando la cobertura, pero puedes analizar hacer ajustes para contar con algo mínimo y solventar una contingencia.

La manera de aminorar el costo de un seguro de gastos médicos mayores sería reducir la cantidad de dinero por evento; tomar un coaseguro superior, que es el porcentaje para pagar por cada caso; elevar el deducible, el cual es el límite inferior considerado como punto de partida para utilizarlo; o aceptar un menor nivel de las clínicas a los que tienes acceso.

Por supuesto, bajas la protección, pero te está dando una margen para situaciones en extremo catastróficas que podrían desbalancear por completo tus finanzas o evitar recurrir a los hospitales públicos.

Más allá de cancelar todos los seguros si llegas a presentar problemas económicos, es preferible administrarlos para tener un apoyo que contrarreste el colapso y le de tranquilidad a la familia.

¿Cómo andas con tu cobertura? Coméntame en Instagram: @atovar.castro

Twitter: @albertotovarc

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo