top of page

¿Te conviene una tarjeta de crédito fintech?


Las redes sociales están inundadas de publicidad promoviendo las tarjetas de crédito manejadas bajo la figura de las fintech; es decir, no son emitidas por un banco tradicional y te prometen la fácil aprobación, además de eliminar el costo de la anualidad. Tienen ventajas que deben de ser ponderadas con otras características.

La explosión de oferta de este instrumento de crédito al consumo es causada, en parte, a que las instituciones tradicionales han sido incapaces de entender plenamente al cliente joven que demanda productos exprés, sin complicaciones y sin tener que recurrir a sus instalaciones. Las versiones digitales de los bancos te hacen, tarde o temprano, utilizar su tortuoso servicio de telefonía o pasarte un buen rato en la sucursal, para hacer aclaraciones o resolver problemas.

El mercado de las tarjetas fintech se enfoca en los jóvenes que no tienen acceso rápido al sistema bancario y están por obtener su primera experiencia financiera. También recogen a todos aquellos quienes se encuentran señalados en el buró de crédito y desean recuperar la posibilidad de contar con un plástico. Por el contrario, si eres alguien que tiene un consumo amplio y eres totalero, todavía es preferible la de los bancos.

Es una lástima que la promoción la estén haciendo sobre el gasto que puedes efectuar, y dejan de largo el costo del crédito, que en ningún caso queda transparente en la publicidad.

Por eso, es fundamental que quien evalué adquirir esta nueva opción, ponga en la balanza la tasa que cobrarían y compararla con las tarjetas tradicionales.

La principal ventaja de las tarjetas fintech es que no piden cuota anual, por lo que es una invitación a solicitarla, pues no hay un costo asociado a ella si no se utiliza. Esto es una excelente característica para los que quieren tener una salida para alguna contingencia.

Sin embargo, habrán de tener cuidado y preguntarse si tiene sentido endeudarte, porque podrías estar haciéndote de dificultades en el largo plazo. Considera también que el límite de crédito es reducido en el arranque.

Si bien, su aplicación es buena, todavía tienen que mejorar su programa de lealtad en término del “chashback” y ampliar el número de establecimientos con meses sin intereses.

Lo anterior es importante, pues a pesar de las anualidades de las tarjetas tradicionales, podría compensarse con los beneficios.

En pocas palabras, no te dejes ir por la facilidad de obtención, analiza si a ti te conviene esta alternativa y compara.

¿Cuentas con tarjeta fintech? ¿Cómo la calificas? Coméntame en Instagram: @atovar.castro

Twitter: @albertotovarc

1 visualización0 comentarios

Comentários


bottom of page