Sin trabajo ¿Cómo enfrento el mercado laboral?


En la entrega anterior delinee aspectos a considerar en caso de perder el trabajo y entre ellos se encontraba la forma de enfrentar el mercado, para lo cual es conveniente entrar a detalle, incluso si hay sospecha; nunca está demás contemplar el “¿qué harías si llega a suceder?”.

1.- Pongamos atención a los indicios de problemas; por lo regular se presentan señales anticipadas. Por ejemplo, la falta de recursos por parte de la empresa para sus requerimientos básicos; el deterioro de la relación con los jefes o la drástica caída de la demanda del producto o servicio ofrecido.

Si somos capaces de leer esos signos, podremos prepararnos para que la noticia del despido sea menos dramática y ejecutar acciones previas con el fin de ganar tiempo.

En principio, reflexionemos sobre el grado de empleabilidad “real”, pues está en función de características como la edad, el tipo de especialidad y las circunstancias del mercado. Hacer un diagnóstico serio para conocer el tamaño del reto.

Supón que ya eres “agente libre”. ¿A quién le hablarías primero? ¿Cómo organizarías tu día? ¿Cómo le avisarías a la familia?, etc. El tener un plan baja el estrés y permite responder con agilidad.

2.- El resumen profesional debe ser muy práctico e ir al punto de lo que se quiere comunicar. Elaborarlo en una sola hoja porque es tan elevada la oferta de trabajo, que quienes están reclutando son incapaces de revisar todo el material. La finalidad es llamar la atención en el primer vistazo y pasar a la siguiente ronda.

Adicional a la escolaridad, es recomendable centrarte en lo que sabes hacer y los logros obtenidos en cada etapa de tu carrera, para transmitir a la compañía tu productividad y potencial.

La actitud es igual de importante y más allá de describir tus “grandes virtudes” expón brevemente tus actividades fuera de lo laboral, como tus hobbies, deportes, pertenecía a asociaciones, etc.

3.- El entorno es complicado; son muchos quienes van por trabajo; según el INEGI, lo han perdido más de 12.5 millones de personas. Es conveniente estar preparado para ello.

El mercado fija el salario, independiente de lo que nosotros pensemos “debemos” de percibir. En estricto rigor, como “tomadores de precios” y aunque puede haber algo de negociación hay tabuladores implícitos de los cuales es difícil salirse.

El tiempo de búsqueda depende de la viabilidad financiera de cada uno; sin embargo, es preferible emplearse rápido y si las condiciones de ocupación son inadecuadas continuar atento a las oportunidades para evitar desbalance en tu patrimonio.

¿Ya analizaste tu ámbito laboral? Coméntame en Instagram: @atovar.castro

Twitter: @albertotovarc

2 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo