¿Por qué mis finanzas son diferentes a las de otros?



Quisiéramos que alguien nos diga qué hacer con nuestro dinero; cuál es la mejor inversión; si conviene adquirir un bien raíz; o es momento para entrar al mercado bursátil; sin embargo, la respuesta a tales preguntas habrán de ser resueltas por nosotros mismos porque hay muchas circunstancias que estarán en juego, haciendo en la práctica imposible tener una sola recomendación generalizada.

1.- El ciclo de vida define cuáles son los principales intereses y si un joven está pensando en comprar su primer vivienda a crédito, un viejo planea su retiro. Los riesgos dispuestos a correr son opuestos y las cantidades de inversión con seguridad variarán, pues uno va empezando, mientras el otro ya acumula un patrimonio de 30 o 40 años de trabajo.

2.- Es difícil imaginar a Carlos Slim haciendo fila en un banco para depositar en un pagaré. Dependiendo de los recursos disponibles se abren o cierran opciones; las sugerencia serían diferentes para alguien que arranca con 50 mil pesos a quien resolverá sobre millones.

3.- Independiente de la cantidad de dinero, la expectativa de estabilidad en los ingresos, impacta en cuánto riesgo a considerar y habrá de cuidarse la liquidez ya que una pérdida se transforma en un gran problema de viabilidad financiera.

4.- El primer paso de cualquier proceso es el saneamiento; es decir, antes de querer una alta rentabilidad es conveniente aplicar una buena administración. Quienes buscan las “mejores alternativas”, deben bajar su nivel de apalancamiento porque las deudas minan la capitalización.

5.- Hay un tema también de percepción psicológica. No todos ven el riesgo de la misma forma. Algunos aceptan perder o ganar en un volado y otros desean tener el dinero debajo del colchón. En consecuencia, en términos financieros la recomendación habrá de contemplar la sensación de seguridad, pues una máxima es poder dormir tranquilo.

6.- En este espacio he sido reiterativo de que invirtamos en instrumentos que conozcamos y sepamos los riesgos incurridos, por tanto este será un detonador o impedimento para disponer en una determinada alternativa. Mientras más comprendamos del funcionamiento de los mercados, mayores posibilidades existen.

7.- La enorme combinación de las características mencionadas nos hace entender que “cada persona es un mundo” para configurar cuál es la mejor inversión para el o ella. La decisión debe venir de un proceso, que si bien es sencillo, sí amerita un análisis serio.

2 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo