top of page

El arte de perseguir sueños sin descuidar tus finanzas


Reflexionemos sobre un tema relacionado con las finanzas personales y el coaching de vida: alcanzar nuestras aspiraciones, sin sacrificar la estabilidad económica. Vivimos en una época en la que nuevas generaciones, como millennials y centennials, están transformando la percepción del empleo y los objetivos individuales.

En lugar de permanecer décadas en una sola empresa, ahora se persiguen sueños y autorrealización, aunque implique cambios constantes. Gracias a la modernidad y al progreso tecnológico, los jóvenes han explorado oportunidades laborales más adaptables y gratificantes, como el éxito en startups, carreras de influencers en redes sociales y un estilo de vida nómada digital en la creciente "gig economy". Esto les permite dedicarse a sus intereses y pasiones.

Perseguir sueños y metas es primordial, pero también resulta crucial encontrar el equilibrio entre estos deseos y la necesidad de proteger las finanzas personales y el patrimonio.

Los objetivos deben ser concebidos con una visión de sostenibilidad personal y relacional. Esto implica que las metas no sólo busquen el beneficio individual, sino también consideren el bienestar del entorno inmediato: la familia, amigos y comunidad.

Ello conduce a la aplicación de principios sólidos de administración familiar, como el ahorro, la inversión, la planificación, la construcción de un fondo de emergencia, guardar para el retiro y adoptar una mentalidad de largo plazo en las decisiones económicas.

En tiempos recientes, ha surgido la idea de trabajar menos y gozar más. Un ejemplo es el libro "La semana laboral de 4 horas" de Tim Ferriss, que propone estrategias y conceptos esenciales para aumentar la productividad y eficiencia, reducir las horas y disfrutar de una vida más plena.

Sin embargo, debemos reconocer la importancia de apreciar el entorno profesional y las actividades que realizamos, ya que esto impacta de manera significativa la satisfacción y bienestar general. Cuando nos sentimos motivados e inspirados no es necesario limitar en exceso el número de horas trabajadas, al ser gratificante y enriquecedor.

En vez de contar las horas de la jornada, nos sumergimos en proyectos que entusiasman y permiten crecer. Al elegir un empleo que apasionante y sentirnos valorados, podemos experimentar una mayor calidad de vida y encontrar el equilibrio.

Es fundamental mantener un balance entre aspiraciones y seguridad financiera; busquemos que nuestras acciones proporcionen satisfacción a corto plazo y contribuyan al bienestar futuro.

¿Te gustaría ser nómada digital? Coméntame en Instagram: @atovar.castro y sígueme en el podcast “Dinero y Felicidad”, en Spotify, Apple Podcast, entre otros

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page