Decide con un criterio de eficiencia y rentabilidad


Siempre estamos tomando decisiones, algunas de ellas muy importantes para nuestras finanzas; la pregunta, es si introducimos una valoración de eficiencia y rentabilidad. Este enfoque es capaz de darnos la posibilidad de mejorar en forma sustancial el bienestar económico. Te doy ejemplos de en donde aplicarlo.

1.- Con los ingresos se da con frecuencia una resignación o complacencia, de tal manera que se acepta lo percibido, aún cuando sea insuficiente. A lo más que se llega es a la queja.

Imponer un criterio de rentabilidad es verificar si el salario esta acorde con el mercado y de ese análisis hay una infinidad de acciones que pueden ser llevadas a cabo; tal vez sea necesario solicitar un incremento, buscar empleo, cambiar de actividad, capacitarte o emprender, entre otras opciones.

Entiendo que existen aspectos más allá del dinero; sin embargo, tiene que sopesarse para no arrepentirnos después.

2.- Si ya se decidió la adquisición de un determinado producto o servicio; ¿hacemos un análisis de la eficiencia?; Es decir, ¿tiene la mejor relación precio - calidad?, esto tiene como finalidad evitar descomposturas, recompras, insatisfacciones o simplemente el erogar en exceso.

3.- El concepto de costo de oportunidad es un buen ejercicio para aumentar la efectividad en las decisiones, porque te obliga a ver alternativas adicionales con la intención de “maximizar” los beneficios.

De hecho, una recomendación es que para resolver algo contemos con al menos tres opciones, pues de otra manera sólo se está justificando lo que previamente se había contemplado.

4.- Un camino para incorporar la rentabilidad es considerar el valor de rescate o reventa de lo adquirido. Los casos típicos serían un bien raíz o un auto, en los cuales existe una elevada probabilidad de que se enajenen al pasar el tiempo.

Además de tomar en cuenta los gustos y necesidades particulares, un cuestionamiento es si el mercado asimilará las características cuando quieras deshacerte de él. Esto podría inclinar la elección.

5.- En cuanto a las inversiones resulta obvio, ya que el objetivo es generar las mayores ganancias; sin embargo, debemos de introducir en la ecuación el riesgo implícito de cada instrumento porque las alternativas con premios altos tendrán asociado la posibilidad de pérdida.

6.- Las coberturas permiten también la eficiencia, en términos de sortear un descalabro. El reto es encontrar el punto óptimo, pues el costo puede ser excesivo y salir contraproducente.

¿Has pensado en la eficiencia de tus decisiones? Coméntame en Instagram: @atovar.castro

Twitter: @albertotovarc

2 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo