top of page

Coaching: construyendo líderes resilientes


El liderazgo empresarial es un factor esencial en el éxito de una compañía; sin embargo, cuando se enfrentan crisis, es cuando realmente se pone a prueba la pericia de un líder para mantener la moral alta y continuar con la misión. En este sentido, el coaching es una excelente herramienta de apoyo para estimular las habilidades requeridas.

La pandemia ha puesto de manifiesto la importancia de tener líderes fuertes en las empresas, ya que las medidas para contenerla detuvieron literalmente el sistema productivo mundial y ha llevado a una recesión con despidos masivos y una redefinición de los patrones de consumo de la población.

A continuación, te presento algunos aspectos claves que pueden ser desarrollados a través del coaching para momentos difíciles en las compañías.

1.- Creatividad: para generar ideas “fuera de la caja”, que permitan encontrar soluciones y valentía para implementarlas.

2.- Resiliencia: para evitar llorar sobre los escombros y mejor dedicarse a reconstruir y mirar hacia el futuro.

3.- Visión a largo plazo: en tiempos de crisis, es fácil enfocarse solo en la supervivencia. Sin embargo, es primordial no perder de vista el objetivo futuro y centrarse en la misión de la empresa.

4.- Comunicación clara y efectiva, manteniendo al personal bien informado y motivado, especialmente con expectativas transparentes sobre lo que sucede en su entorno. Es recomendable el monitorear las preocupaciones y dudas para brindar respuestas coherentes.

5.- Deben ser capaces de reevaluar sus propias estrategias y cambiarlas si es necesario para asegurarse de que están tomando las mejores decisiones.

6.- Ser conscientes de las dificultades de los empleados y apoyarlos en la medida de las posibilidades de la empresa. Este gesto genera lealtad y compromiso.

7.- Un líder debe ser un buen negociador, ya que en épocas de crisis, es común tomar decisiones difíciles y buscar soluciones en las que todas las partes involucradas obtengan algo positivo. Además, es fundamental el saber escuchar y considerar las opiniones de otros antes de resolver.

8.- La empatía y la compasión son también cualidades importantes. Ponerse en el lugar de sus empleados, clientes y proveedores para entender sus necesidades y desafíos, y actuar en consecuencia.

9.- Finalmente, es imprescindible el sostener una actitud optimista y de confianza, incluso en los momentos más difíciles. Su energía y entusiasmo son contagiosos y motivan a todos a seguir adelante y a alcanzar los objetivos juntos.

¿Cómo valorarías el liderazgo de tu empresa en circunstancias complicadas? Coméntame en redes sociales como LinkedIn, Instagram o Twitter.

3 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page