¿A qué decirle NO en las finanzas personales?


La administración de las finanzas personales va por lo regular en un sentido positivo; es decir, sobre lo que debemos hacer para cuidar el patrimonio. Sin embargo, también es bueno entender en qué ocasiones la palabra NO es esencial, porque con frecuencia somos “fáciles” con relación al dinero y eso conduce a mantenernos en crisis permanente.

1.- Empecemos por los gastos, sobre todo si vivimos al día sin ahorrar o mostramos signos de endeudamiento excesivo. Podrá haber ciertas salidas cotidianas normales, pero cuando estemos a punto de erogar algo que va fuera de presupuesto digamos NO, y primero preguntémonos sobre la utilidad o si existe un destino de mayor prioridad para la familia.

2.- La forma más sencilla de comprar es sin duda la tarjeta de crédito y eso es bueno, en la medida que sepas cómo manejarla para evitar los intereses; empero, si eres incapaz de pagar el saldo completo es preferible decidir NO usarla hasta que tengas de nuevo tu cuenta en ceros.

3.- ¿Eres de los que sólo necesitas que te lo propongan para aceptar? … De entrada di “NO, lo voy a pensar”. Los amigos pueden ser una fuente de fuga de dinero sin medida, de tal manera que cuando menos acuerdas ya dirigiste grandes cantidades en el antro o en unas vacaciones que disfrutarás una semana y pagaras para siempre.

Continua con tu vida social, simplemente ten precaución con tus decisiones y se prudente, si deseas poner en orden tus finanzas. Siempre hay caminos menos onerosos de gozar el momento con los cuates.

4.- ¿Te sugieren invertir y te “prometen” hacerte rico en forma express? La respuesta automática es NO. Date tiempo para analizar la recomendación y define si vale la pena el riesgo; además, determina cuál es el monto de tu patrimonio a destinar y por cuánto tiempo. Esta simple receta blindará tu capital y te evitará dolores de cabeza.

Es normal querer muchas cosas que el dinero puede comprar y la falta de control le sucede desde a quien acaba de encontrar trabajo y recibe su primer sueldo, hasta a la persona que tiene enormes inversiones y lleva años de experiencia. Por eso, la contestación inmediata de NO, te da un tiempo para reflexionar y, por lo regular, habrá tiempo para aceptar si te conviene..

¿Cuántas veces crees que debiste decir NO? Coméntame en Instagram: @atovar.castro

Twitter: @albertotovarc

1 vista0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo