Este 14 de febrero haz coworking financiero


Sirva el día del amor para reflexionar sobre las finanzas de la pareja y en particular de los jóvenes que tienen antes si toda una vida por delante. En términos culturales y tecnológicos los millennials y centennials son más independientes, lo cual genera que cada uno trabaje para si mismo, pero por otro lado el concepto de coworking está arraigado en la forma de interactuar y podemos llevarlo al ámbito familiar.

El entorno se ve complicado porque en lo inmediato se enfrenta una recesión que incide en menos posibilidades laborales y salarios bajos; además, en el futuro hay una perspectiva de falta de recursos por medio del sistema de pensiones. Esto nos conduce a una conclusión obvia: Cuidemos el patrimonio y planeemos para que las decisiones sean eficientes.

Tal vez, hablar de dinero parece poco romántico, pero ponerse de acuerdo sobre el mañana sí implica un acto de amor, pues está presente la idea de compartir y de disfrutar el resultado del esfuerzo de ambos.

Establecer objetivos da la oportunidad de percatarnos de las preferencias de cada uno y darnos cuenta de las afinidades de criterios, así como las áreas en las cuales habrá de negociarse para llegar a un consenso.

Si bien, la vida moderna provoca el individualismo, podemos trabajar en equipo cuando las metas están expuestas con claridad y estamos convencidos de ellas. Como en el coworking, se trata de crear una comunidad donde se intercambian ideas, proyectos, conocimientos y, lo trascendente, estar dispuestos a colaborar entre sí.

Se reconoce el valor que aporta la contraparte, fuera de prejuicios de genero y se llega a resoluciones sobre lo que es conveniente. Los temas son importantes y bastos.

Debemos platicar de qué tamaños de familia se quiere; si comprar la vivienda es un deseo mutuo; cómo construir el patrimonio; cuáles serían las coberturas a tomar para sentirse seguros; cuál sería la manera de organizarse financieramente con los gastos; qué ilusiones se tienen para la vejez; etc.

Material hay de sobra para dialogar e ir encontrando el hilo conductor del coworking, compartiendo anhelos y trabajo para lograr las metas conjuntas.

El dinero siempre se ha visto como algo frio y falto de efectividad. Estoy seguro de todo lo contrario, porque es un recurso que nos permite alcanzar nuestros sueños y vivir con bienestar. Este 14 de febrero te invito a que construyas con tu pareja el futuro.

¿Hablas de dinero con tu pareja? Coméntame en Instagram: @atovar.castro

Twitter: @albertotovarc

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo