¿Y después de la pandemia qué?


¿Cansados de malas noticias y pesimismo? Reflexionemos ahora con un enfoque de cómo enfrentaremos la nueva normalidad “permanente”. Es decir, hoy estamos en medio de un confinamiento que podría disminuir si los niveles de contagio se reducen; sin embargo, en algún momento en el tiempo llegará la vacuna y lograremos vencer el virus ¿Cómo lo podemos aprovechar?

Revisémoslo sobre tres perspectivas: las inversiones, el terreno laboral y los negocios.

1.- La sugerencia en este espacio ha sido la cautela por la volatilidad de los mercados; empero, el panorama podría cambiar radicalmente. Entraríamos a una mayor posibilidad de crecimiento económico y habrá buenas oportunidades en las bolsas de valores del mundo. Por el contrario, opciones que han tenido una gran demanda como el oro, podrían sufrir caídas considerables. Los capitales saldrían del “refugio seguro” a tomar posiciones en función de una expectativa renovada.

Si los mercados se reponen a los niveles prepandémicos, implicaría una rentabilidad de dos o tres cifras; mucho más de lo que las alternativas tradicionales podrán ofrecer.

2.- La mecánica laboral se ha modificado y ciertos aspectos no volverán a ser iguales. Bien podemos cuestionarnos en qué áreas habrá de especializarse o tomar experiencia. Simplemente, se hará común trabajar en casa; ¿estamos preparados para ello? Tal vez sea el momento de capitalizarnos con herramientas o hacer adecuaciones para llevarlo a cabo de manera cómoda.

Por ejemplo, el Wall Street Journal identificaba una figura en las compañías, relacionada con las condiciones médicas del personal. También con las preferencias a la compra vía digital, por lo cual deben hacerse reconversiones en negocios pequeños y medianos.

3.- Bajo un enfoque de emprendimiento, si pensamos que la actividad llegará a una circulación plena dentro de un año, es tiempo suficiente para planear un negocio. Aquí nos moveremos entre las áreas dejadas vacantes por las unidades que quebraron y aceptar las nuevas tendencias.

Por ejemplo, derivado de las encuestas de El Financiero, se revela que el 53 por ciento de los capitalinos desean tomar unas vacaciones terminando el confinamiento. Tiene sentido y es muy probable que se replique en todo el mundo. Con esto, los negocios vinculados con el turismo, que ahora se encuentran deprimidos, podrían tener un buen empuje y rentabilidad.

Hay que analizar la transformación en las preferencias en una infinidad de sectores, desde el comercio al menudeo, hasta la proveeduría a grandes conglomerados; la pregunta que podemos hacernos es ¿en qué emprender dentro de un año?

¿Cuáles cambios identificas en la nueva normalidad? Coméntame en Instagram: @atovar.castro

Twitter: @albertotovarc

2 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

©2019 by Alberto Tovar. Proudly created with Wix.com