top of page

Riqueza vs Bienestar: Claves del Éxito


Se le atribuye a Warren Buffet, prominente inversionista y uno de los hombres más acaudalados, el haber reflexionado acerca de la importancia de distinguir las palabras en inglés "Rich" y "Wealthy", lo cual conlleva una profunda meditación sobre las finanzas personales.

A pesar de ser empleadas frecuentemente como sinónimos, existe una diferencia notable entre ambas. El término "rich" alude a poderío y se relaciona con la noción de poseer riquezas o recursos. Mientras tanto, "wealthy" se refiere a "bienestar" o "felicidad", denotando prosperidad y éxito.

Dicha distinción puede modificar tu enfoque hacia las finanzas. Ser "rico" implica contar con una gran cantidad de recursos. Imagina a alguien con un salario elevado, residiendo en una lujosa vivienda y conduciendo un vehículo sofisticado. Por su parte, experimentar "bienestar" es distinto, ya que se vincula con la estabilidad a largo plazo, calidad de vida y la habilidad para mantener o mejorar sin angustiarte por el dinero.

A continuación, pongo a tu consideración algunas ideas clave:

1.- Preocúpate de tu patrimonio neto, no sólo en tus ingresos: Aunque las entradas son relevantes, lo realmente trascendental es tu brecha entre tus activos y pasivos. Busca generar rendimientos, a través de propiedades, títulos de la bolsa o depósitos en fondos; además, disminuye el endeudamiento siempre que sea posible.

2.- Invierte en vez de gastar: Si bien disfrutamos comprando, para alcanzar el "bienestar" resulta fundamental adquirir en activos que incrementen tu riqueza en el tiempo. Aprende a distinguir entre erogaciones necesarias y superfluas, y asigna una parte de tus ingresos a inversiones a lapsos mayores.

3.- Planifica: Quienes aspiran al "bienestar" piensan en el futuro, no sólo en el presente. Establece objetivos y crea un plan de acción para lograrlos. Asegúrate de contar con un fondo de emergencia y de ahorrar para la jubilación, la educación de tus hijos o cualquier otro propósito financiero importante.

4.- Utiliza el crédito de manera estratégica: Las deudas no siempre son perjudiciales. A veces, pueden ser una herramienta útil para aumentar tu patrimonio, como en el caso de una hipoteca o un préstamo para iniciar un negocio. Sin embargo, es crucial elegir el apalancamiento de forma responsable y evitar compromisos innecesarios o costosos.

De este modo, experimentar "bienestar" va más allá de tener abundante dinero en el banco. Implica tomar decisiones inteligentes, planificar y concentrarte en la construcción de un patrimonio sólido.

¿Cómo te percibes en términos de bienestar? Coméntame en Instagram: @atovar.castro y sígueme en el podcast “Dinero y Felicidad”, en Spotify, Apple Podcast, entre otros

Twitter: @albertotovarc

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page