¿Qué tomar en cuenta al elegir una tarjeta de crédito?


En la entrega anterior abordé las preguntas frecuentes sobre las tarjetas de crédito y quedó pendiente una que, por su relevancia, vale la pena tratarla con amplitud: ¿Cómo elegirla?

Por lo regular se le da poca importancia al banco que emite el plástico y tomamos la alternativa sin pensar en sus características, tal vez porque ahí depositan el salario o hablaron al celular con una promoción.

Es factible buscar la “mejor” tarjeta, y es la que te ofrece las condiciones necesarias para tu perfil de usuario y manera de administrarte. Aquí te expongo algunos aspectos a considerar y datos que son valiosos en la decisión.

Si es para hacer transacciones y piensas liquidar el saldo total al corte, los niveles de tasas de interés podrían ser intrascendentes y solamente evaluar los servicio. Sin embargo, cuando la contratas porque vas endeudarte en forma deliberada, el costo del financiamiento es la prioridad en el análisis.

Puedes consultar en la página de Banco de México, un documento titulado “Indicadores Básicos de Tarjetas de Crédito”. Con información a diciembre de 2018 encontramos que existen opciones como BanCoppel y Consubanco con tasas superiores al 60 por ciento anual, mientras otros, como Banregio o Santander no llegan al 30 por ciento. Es enorme la diferencia.

Si vas a pagar tu saldo al corte puntualmente, eres lo que en las estadísticas financieras llaman “totalero” y lo adecuado será tener una buena mezcla entre costo de la anualidad, servicios y recompensas.

Valoremos el número de sucursales o cajeros con que cuenta el banco, pero también las ventajas específicas como el ingreso a salas VIP de abordaje en los aviones; asistencia personalizada; boletos de eventos; líneas telefónicas preferenciales, etc. La pregunta es qué tanto se utilizarían.

Si eres muy orientado al uso de la tecnología conviene averiguar que tan avanzada está la institución en su plataforma por Internet. Unos bancos están en pañales y otros han basado su penetración de mercado en la movilidad.

Por su parte, es todo un tema el de las recompensas .¿Cuál va contigo? Hay desde quienes te ofrecen dinero en efectivo, premios en especie o millas de viaje en avión. ¿Qué prefieres?

En caso de tener una tarjeta sólo para imprevistos, la sugerencia es tomar una sin comisión, aunque no tenga recompensas; sin embargo si eres ·”Totalero” y harás tus transacciones con ellas, los premios pueden superar con creces el pago de la anualidad.

Es recomendable en las compras cotidianas, pero ten cuidado de caer en las garras del crédito, porque ahí están las peores pesadillas de las finanzas personales. Más allá de lo que te prometan, evalúa cuál es tu perfil de uso y elige la que te convenga

¿Tú qué tarjeta elegiste? ¿Estás satisfecho? Comparte en Instagram: @atovar.castro

Twitter: @albertotovarc

8 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

©2019 by Alberto Tovar. Proudly created with Wix.com