top of page

¿Por qué comprar una vivienda?


Fue construyéndose la idea de que comprar una vivienda era cosa de “viejos”, sugerencias de “padres pobres”. Todo se alineó y las nuevas generaciones defendían su preferencia por rentar para alcanzar sus sueños, su movilidad, su libertad. Esto fue reforzado con literatura de finanzas que recomienda dirigirse a instrumentos más rentables; surgen casos de adolescentes multimillonarios y aparecen “inversiones milagrosas” como las criptomonedas y un sinnúmero de empresas basadas en tecnología.

Ahora la historia se reconstruye, con una crisis de viabilidad para que los jóvenes puedan adquirir un inmueble y ya con más años encima, se percatan que sus empleos son inestables, las “inversiones milagrosas” se desploman y algunos de los que prometían grandes oportunidades terminan perseguidos por la mentira.

Antes de volver a forjar sueños de riqueza exprés, repensemos el tema de contar con tu propia casa.

1.- Te proporciona un nivel mínimo de bienestar y por muchos problemas económicos que llegues a sufrir, tendrás en dónde vivir, te da estabilidad y la tranquilidad para que tu mente se dedique a resolver cualquier tipo de situación.

2.- Es un escalón y seguir avanzando en otros bienes raíces que se vayan acoplando a tus nuevas necesidades de vida, ya sea porque la familia creció o debes mudarte de ciudad.

3.- Nunca deja de ser una inversión al ir ganando plusvalía, si la compra se hizo en forma adecuada. Tu patrimonio, al menos va compensando la inflación, además de lo ahorrado en el pago de una renta, convirtiéndose en una ganancia “real”.

4.- El viejo dicho de que los “bienes” son para los males, es también válido, pues si hay algún requerimiento de dinero puede ser vendida. En este caso, considerando que su liquidez es baja, sobre todo en etapas de recesión.

5.- Rara vez se toma en cuenta es que la vivienda propia da una satisfacción psicológica a la familia, al generar una sensación de pertenencia y solvencia.

La tentación de desviar los recursos hacia “inversiones milagrosas” es un costo alternativo significativo; sin embargo, las personas que esgrimen ese argumento por lo regular no lo hacen, mientras que otros llegaron a perder una buena parte del patrimonio por apostar a opciones de riesgo elevado.

Es momento para repensar en el tema de comprar vivienda ¿No crees? Coméntame en Instagram @atovar.castro

Twitter: @albertotovarc

4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page