¿Para qué hacer un presupuesto?


Aburrido, complicado y de mucho trabajo; son calificativos que con regularidad se nos vienen a la mente cuando pensamos en elaborar un presupuesto familiar. Sin embargo, es la herramienta más útil para poner en orden las finanzas, pues de ahí se derivan una serie de aprendizajes que pueden apoyar la toma de decisiones en nuestra vida.

Te comparto razones para hacerlo, esperando que esto te incentive para empezar a calcularlo.

1.- Quizás, la motivación común es para resolver una pregunta cotidiana: “¿A donde se fue mi dinero?”. Previo al día de pago, algunos ya están desesperados, porque no tienen nada en el bolsillo y hasta deben pedir prestado para sobrevivir unos días. Sabrás también cuanto requieres tener de ahorro para imprevistos, al conocer tus salidas regulares de dinero.

2.- Hay personas que saben a la perfección cuándo sufren un exceso de gastos, pero sienten que todos son relevantes; tienen dudas sobre cuáles prescindir y si eso en realidad los sacará del aprieto. De un sólo vistazo, podrás valorar en dónde es posible hacer los ajustes.

3.- Del otro lado de la moneda, están quienes cubren por completo sus compromisos; sin embargo, están en la creencia de que carecen de un patrimonio y desean ahorrar más.

Esto es importante, porque un punto central de un buen presupuesto es considerar el ahorro como una meta específica, no un sobrante.

4.- Analizar el futuro financiero sin un presupuesto es similar a ir sin brújula y mapa a la selva. Tal vez llegues a donde pensabas, pero será por suerte. Es muy útil para lograr objetivos de corto y largo plazo; puede determinar tu capacidad y el esfuerzo a realizar desde una perspectiva monetaria. Literalmente, te ayuda a alcanzar tus sueños.

5.- No todo en las finanzas personales es administrar la salida de dinero, también es fundamental generar ingresos suficientes. Con el presupuesto, puedes identificar en que momento es imposible reducir los gastos y, por ende, la única alternativa es elevar las entradas o admitir que debes bajar tu nivel de vida.

6.- Incluso, si crees que eres “rico”, el presupuesto, junto con el cálculo de activos netos te servirán para percatarte qué tan expuesto o libre te encuentras de presiones económicas.

En la próxima entrega abordaré la forma de llevar a cabo estas cuentas para que sea fácil realizarlas.

¿Tienes control sobre tus gastos? Coméntame en Instagram: @atovar.castro

Twitter: @albertotovarc

3 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo