Millennial ¿qué carrera le recomendarías a tus hijos?


Deseamos tener hijos exitosos y que satisfagan su vocación, con la capacidad para ofrecer un bienestar económico a su familia. En todas las épocas, la humanidad a buscado aconsejar a las nuevas generaciones, desde los padres que enseñaban a cazar; cuando los llevaban para unirse como aprendices de un artesano; o recomendando cierta carrera en la universidad. ¿Qué le dirán los millennials a sus descendientes?

Al final del camino, los propios jóvenes deciden en dónde estudiarán, pero siempre ha sido el cuestionamiento por parte de los padres, en términos de influir en su resolución. La diferencia ahora es la velocidad de la transformación tecnológica.

Hay una danza de números de estimaciones de los millones de trabajos que se perderán por la inteligencia artificial y la automatización; sin embargo, existe también el pronóstico de otras tantas plazas que se generarán con estas herramientas.

Si piensas en un horizonte de alrededor de 30 años, que será cuando tus hijos se encuentren con la realidad del mercado, ¿Qué sociedad y entorno laboral asumirán en la década de 2050? ¿Te imaginas los procesos de automatización, robotización e interacción de ese momento?

Incluso, es una buena reflexión para los jóvenes que están a punto de escoger sus estudios de especialidad y para todos aquellos dispuestos a la reconversión profesional permanente.

Las universidades, tanto privadas como públicas, van muy lentas para resolver esta demanda de modernidad; las reglas del juego fueron establecidas con un requerimiento de empleabilidad anacrónico.

La tarea es compleja, es imposible saltarse un conocimiento básico de cada área, además de las asignaturas de habilidades complementarias para enfrentar el reto. Habrán de revalorar su modelo educativo y cambiarlo constantemente, sin esperar cinco o diez años como lo hacen ahora.

Deberán atraer a docentes privilegiando la experiencia, por encima de las credenciales académicas, pues ya hay especialidades en las cuales es inexistente una contraparte en carrera profesional y se forman en el campo práctico.

Considerando un criterio de empleabilidad, el análisis podría ser realizado desde tres ópticas y esto es útil para quienes se encuentren hoy en ese proceso.

En principio, vislumbrar que carreras no estudiar, es decir, las áreas con problemas para emplearse y enfrentan salarios bajos; segundo, identificar cuáles necesitarán un complemento formativo para tener acceso a mayores oportunidades; y tercero, cuáles serían potencialmente de interés en el futuro cercano.

Decisión importante, y nada simple.

¿Cómo percibes tu futuro profesional? Coméntame en Instagram: @atovar.castro

Twitter: @albertotovarc

1 vista0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo