¿Gastas más? Pueden ser tus redes sociales


La pandemia aceleró lo que ya era una tendencia en cuanto a los canales de publicidad. Se ha desplomado en los medios tradicionales como la televisión, la radio y la prensa y pasa a internet, particularmente en las redes sociales. ¿Qué implicación tiene para las finanzas personales?

Digital 2021 Global Overview Report, afirma que México, con una población de 129 millones de personas, cuenta con 115 millones de conexiones de celular; 92 millones de usuarios de internet; y 100 millones de participantes activos en redes sociales. Si bien, en las cifras hay con seguridad duplicidades, queda claro que el confinamiento generó este boom por la necesidad de comunicación.

Es la razón por la cual estamos siendo bombardeados por los negocios en dichos medios. En ciertos casos es posible identificar el anuncio, pero en muchos otros simplemente está introducido como contenido a través del fenómeno de los “influencers" que comercializan gracias a su enorme popularidad.

Según el reporte, los mexicanos permanecemos más de 9 horas diarias en Internet y revisando redes sociales pasamos 3 horas y media en promedio. Es decir, si se requiere plantear alguna oferta de producto o servicio es obligado pasar por ese canal. De hecho, el 42.5 por ciento de los usuarios entre 16 y 64 años señalaron que habían descubierto las nuevas marcas en las redes sociales.

Emma Parch editorialista de la revista especializada en finanzas personales Kiplinger en Estados Unidos, menciona que tres cuartas partes de los millennials dicen que las redes sociales afectan a sus elecciones de compras, de acuerdo con una encuesta del sitio CreditCards. La generación Z no está lejos con el 66 por ciento.

Si te quejas de que gastas más de la cuenta o se elevó tu endeudamiento, podrías buscar el origen en qué tanto te presionan a consumir a través de la Internet. Es tan fácil, con unos cuantos clics ya hiciste la adquisición.

A nivel neurológico, esta probada la adicción que induce el mecanismo de recompensa de las redes sociales y eso conduce a que también los impactos publicitarios sean más efectivos.

Por eso, ten cuidado con los impulsos, pues te pueden llevar a perder el balance en tus finanzas e incluso a estafas de productos chatarra.

¿Cuánto has comprado por la promoción en tus redes? Coméntame en Instagram: @atovar.castro

Twitter: @albertotovarc

0 visualizaciones0 comentarios