top of page

El dinero y tú: ¿relación saludable o tóxica?"


En esencia, el dinero es una herramienta y no un fin en sí mismo; sin embargo, administrado con eficiencia, se convierte en una vía excepcional para alcanzar sueños y aspiraciones. Proporciona acceso a nuevas oportunidades, nos permite explorar nuestros intereses y nos otorga una sensación de seguridad y estabilidad que nos libera para enfocarnos en lo que en verdad es significativo.

Empero, esta interacción saludable y productiva se ve amenazada al desarrollar actitudes tóxicas hacia los recursos financieros, generando patrones perjudiciales que desencadenan problemas de solvencia, obstaculizan la construcción de un patrimonio o simplemente mantienen un estado permanente de insatisfacción. Analicemos algunos de estos comportamientos:

1.- El gasto superfluo e impulsivo es con frecuencia la búsqueda de gratificación inmediata en lugar de seguridad a largo plazo. Los individuos que caen en este patrón a menudo se encuentran con deudas y experimentan un estrés financiero constante.

2.- Algunos hallan el tema financiero tan preocupante que optan por ignorarlo por completo. Evitan revisar sus cuentas, olvidan establecer un presupuesto y desatienden la planificación para su futuro.

3.- Es común que los recursos económicos se vean como una fuente de seguridad emocional, un símbolo de éxito, o una medida de autoestima. Estas asociaciones pueden provocar comportamientos nocivos, como trabajar demasiado o gastar para impresionar a los demás.

4.- La falta de comprensión sobre cómo funcionan loa mercados genera malas inversiones e incluso con la posibilidad de ser víctima de un fraude.

5.- El temor excesivo a perder el dinero puede llevar a conductas en extremo conservadores que detienen el avance a largo plazo. Por otro lado, la ansiedad sobre estos temas puede ser dañina para la salud mental y física.

6.- Existen creencias limitadoras que impiden el crecimiento con dichos tales como "el dinero es la raíz de todos los males", "no merezco ser rico", "el capital corrompe", entre otros.

7.- La búsqueda de ganancias rápidas y fáciles, como apuestas, lotería, inversiones riesgosas no evaluadas, puede resultar en una bancarrota.

8.- Sentimientos de incapacidad para manejar el patrimonio, con ideas como "es muy complicado", "yo no sé cómo hacerlo", "siempre me estafan".

9.- El miedo a perderlo todo puede llevar a tomar solo opciones con baja rentabilidad y menor riesgo, en lugar de construir un portafolio que ofrezca protección y al mismo tiempo buena ganancia.

10.- Conformismo con lo que se tiene y renuencia a esforzarse por asegurar el futuro financiero.

Una relación tóxica con los recursos puede tener graves consecuencias para la salud mental y la calidad de vida en general. Por lo tanto, es crucial reconocer y abordar estos comportamientos dañinos para lograr una interacción más equilibrada con el dinero.

¿Cómo te llevas tú con el dinero? Coméntame en Instagram: @atovar.castro y sígueme en el podcast “Dinero y Felicidad”, en Spotify, Apple Podcast, entre otros.

Twitter: @albertotovarc

4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page