¿Cuáles son los errores comunes al tomar un crédito?


En la entrega anterior abordé el costo del financiamiento para los apuros económicos de la pandemia. Revisemos ahora cuáles son los errores más frecuentes a la hora de endeudarse.

1.- Hay quienes creen que mantenerse con créditos es bueno. Para las empresas puede tener sentido, pues detrás del apalancamiento está la rentabilidad de la inversión para operar.

Este esquema funcionó para las familias en Estados Unidos hasta que las crisis financieras lo tronaron. Usaban el crédito para todo; educación, casa, auto, retiro, etc. Podían “adelantar” su estatus socioeconómico, al tener salarios elevados y “permanentes”, además de un sistema bancario estable con tasas mínimas. Vivían y morían endeudados.

En México es imprudente este comportamiento. El ingreso promedio es muy bajo, existe un alto desempleo, subempleo y hemos sufrido por décadas los vaivenes de las tasas de interés.

2.- El incumplimiento sobreviene porque excede nuestra capacidad de pago y hay dos razones básicas para ello; por una parte, el dejar de tomar en cuenta el nivel de gasto y los compromisos acumulados previamente establecidos, además de presuponer que se sostendrán los ingresos actuales y durante un periodo largo de tiempo.

En ocasiones contabilizan el sueldo de la pareja y en el momento en que uno de los dos pierde su trabajo aparece el caos. También el riesgo de pronosticar la obtención de un alza salarial o bono que nunca llega.

3.- Es común analizar por separado los créditos y justificarlos. El problema es a la hora de sumarlos, pues resultan abrumadores. Es decir, se tiene que contabilizar la carga financiera completa y la que está por venir.

Por ejemplo, se adquiere una vivienda, pero es necesario amueblarla y tal vez terminar algunos últimos arreglos, lo cual lleva a mayor endeudamiento.

4.- Las malas decisiones surgen cuando evitamos considerar todas las opciones. Existe una gran variabilidad de los costos en las diferentes instituciones y por la “facilidad” de tomar lo que nos ofrecen dejamos de elegir la mejor.

5.- Un error es únicamente evaluar el monto a liquidar en términos mensuales. De hecho, en eso se basan las promociones con anuncios tales como “¡llévatelo por tan sólo X pagos!”. Quieren hacerlo parecer pequeño.

Ante la crisis se han generado tasas bajas o incluso de cero, si se trata de compras. Esto es positivo; sin embargo, tengamos cuidado de no caer en la euforia de las adquisiciones innecesarias porque minan la capacidad de hacer frente al flujo diario cotidiano y los efectos de la contingencia de salud van para largo.

¿Cómo andas de compromisos de deuda? Coméntame en Instagram: @atovar.castro

Twitter: @albertotovarc

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

©2019 by Alberto Tovar. Proudly created with Wix.com