top of page

¿Cuál es la receta para ser feliz?


La felicidad es un concepto muy subjetivo, afirma el Dr. José de Jesús García Vega, pero para él, la mejor definición es “satisfacción por la vida”; es decir, “satisfacción con lo que tienes, con lo que haces y con lo que crees”.

García Vega es un reconocido investigador sobre los temas de felicidad, bienestar y calidad de vida, ideas que antes se usaban de manera indistinta; sin embargo, tienen sus diferencias.

La felicidad es una decisión, mientras que para el bienestar es necesario hacer un esfuerzo en tres dimensiones: físico, económico y emocional. Se trata de construir una plataforma “¿cómo una familia puede ser feliz si no tiene para pagar las medicinas, para comer o para mandar los niños a la escuela?”

Por su parte, la calidad de vida está vinculada con el entorno, como es la seguridad, el clima, la vialidad, etc.

Señala que las relaciones humanas juegan un papel relevante. La universidad de Harvard, en un estudio longitudinal de 80 años, encontró que esta variable es la fuente más importante para la felicidad y la salud.

EL dinero, como otros elementos, tiene rendimientos marginales decrecientes. En los niveles bajos aporta mucho, pero alcanzando los requerimientos básicos contribuye menos.

Destaca que la genética también influye y eso puede explicar lo que los expertos han llamado “la paradoja de Latinoamérica” porque solían estar en la parte alta de las mediciones mundiales de la felicidad. En particular, México cayó en los últimos tres años del lugar 14 al 46.

Según algunas investigaciones el 50 por ciento de la felicidad es determinada por los marcadores genéticos; un 10 por ciento por las circunstancias de la vida y un 40 por ciento por una actividad intencional de la persona.

En el caso de la pandemia, curiosamente, se ve un efecto fuerte en un principio, pero después empieza a recuperarse y en una medición anual no afectó tanto. Esto puede entenderse por lo que un investigador australiano llamó factor “homeostático”, el cual genera autorregulación. Aunque los eventos conduzcan a una felicidad o tristeza extrema, luego regresan al punto inicial.

Ante la solicitud de una “receta”, García Vega dice que ser feliz es un verbo activo y lo resume en el acrónimo “PAT”, que significa “ponte a trabajar” en las tres dimensiones: física, económica y emocional.

No necesitamos todo el dinero del mundo, sino tener una tranquilidad financiera, asegura.

Te recomiendo escuchar la conversación completa en el Podcast “Dinero y Felicidad” en diferentes plataformas como Spotify y Apple Podcast, entre otras.

¿Eres Feliz? Coméntame en Instagram: @atovar.castro

Twitter: @albertotovarc

1 visualización0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page