top of page

¿Cómo saber si has alcanzado el “Freedom Point”?


En el ámbito de la administración de la riqueza, encontramos un término singular, el "freedom point". Es el momento clave en la vida de un alt@ ejecutiv@ o empresari@ exitos@ que se encuentra en la encrucijada de abandonar su actividad para dedicarse en áreas personales, como la familia, probablemente descuidada por la intensa carga laboral, o la realización en otros intereses.

Para entender el alcance de la decisión, es vital distinguirlo del "early retirement", tema ya comentado en este espacio, que se refiere a la jubilación anticipada, normalmente alrededor de los 50 o incluso 40 años.

Aunque puede aplicarse en todos los niveles socioeconómicos, el freedom point está más enfocado a hombres y mujeres con alto poder adquisitivo y un estilo de vida lujoso. Tal persona requeriría vender su compañía o gran parte de sus acciones para tomar esta elección trascendental. No es una decisión trivial; requiere reflexión profunda y análisis detallado.

A pesar de que existen otros elementos vinculados con la resolución, la primera duda siempre es sobre la factibilidad financiera. Una regla a mano alzada es que si obtienes un rendimiento del 4% sobre tu inversión cada año, el riesgo de quedarte sin dinero en un portafolio típico es muy bajo.

Por ejemplo, si necesitas un millón de pesos anuales, el punto mínimo serían 25 millones de fondo de inversión. Pero no es una fórmula rígida; hay que sopesarla con factores como los rendimientos de los mercados y la inflación. En una estimación más realista, se debería tener entre 30 y 35 veces el monto requerido para estar seguros a mediano plazo.

Para alguien con un estatus económico elevado, podría significar un fondo de 8, 10 o más millones de dólares. Si la suma es alcanzable, el siguiente paso es pensar sobre otros aspectos de índole personal y familiar.

El freedom point es un momento que merece atención, reflexión y, en la mayoría de los casos, guía experta. No es una etapa a la que se llega con ligereza, sino una travesía cuidadosamente calculada hacia una nueva fase. La elección de perseguir este punto de libertad es tanto un desafío como una oportunidad, un instante de elección que abre horizontes y enriquece la vida de formas inesperadas.

Aquí es donde entra el coaching ejecutivo, como una herramienta vital. Te invito a leer mi columna del próximo sábado, donde exploraré consideraciones necesarias para esta decisión.

¿Te gustaría dejar de trabajar para dedicarte a la familia? Coméntame en Instagram: @atovar.castro y sígueme en el podcast “Dinero y Felicidad”, en Spotify, Apple Podcast, entre otros.

6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page