¿Cómo incorporar las deudas a las finanzas personales?


Las deudas son como las monedas, tienen dos caras. Son causantes de los mayores desastres financieros y, en contra parte, solucionan grandes problemas, y detonan el patrimonio. La pregunta no es ¿qué tanto?, sino ¿para qué? Ahí radica la utilidad o lo descabellado de ellas.

Es sencillo, el apalancamiento conlleva, por lo regular, un costo elevado por la tasa de interés que cobra el acreedor y debemos compararlo con el beneficio a obtener. Además, analizar si seremos capaces de enfrentar los compromisos. ¿Cuáles podrían ser buenas razones para endeudarse?

1.- La obvia, son las crisis sucesivas que hemos sufrido en México. Si repentinamente se pierden los ingresos, sin contar con un fondo de contingencia, las tarjetas o un crédito personal dan la supervivencia de corto plazo a la familia. En este caso, se justifica por la urgencia de las circunstancias.

La sugerencia es hacerlo en la menor medida posible y buscar liquidar los préstamos más caros, porque de otra manera se convertirán en una verdadera pesadilla al pasar el tiempo.

2.- Con la pandemia queda claro que conservar la salud es una prioridad y pagar la cuenta de un hospital o medicamentos. De ello puede depender la vida.

3.- Si pensamos en nuestras finanzas, como si fueran las de una empresa, el principal capital es el recurso humano de la familia. Por eso, la capacitación es un motivo de peso trascendente, al permitir en el futuro recuperar lo erogado con un mejor desarrollo profesional.

4.- En esta evaluación de costo beneficio, también se encuentra el emprendimiento y aunque conviene arrancarlo con dinero propio, en un principio pude ser necesario algo de apalancamiento para salir adelante y consolidar.

5.- Es posible usarlo para invertir y en ese caso cuidemos que el rendimiento sea superior al costo del crédito. Por ejemplo, si se compra un terreno o casa, que la plusvalía y renta sea mayor a lo pagado por intereses.

Incluso, en el mercado financiero hay operaciones apalancadas; sin embargo, estás tienen un alto riesgo, pues las pérdidas podrían a ir más allá del patrimonio.

6.- Puede optarse por la comodidad de diferir los gastos, sobre todo si se trata de meses sin intereses. El punto central es vigilar el flujo, dado que lo peligroso es generar un fuerte desbalance.

La recomendación es siempre ponderar el ¿para qué? Y evitar hacerlo para cosas superfluas o caprichos. Es insostenible mantener un nivel de vida con los créditos, porque tarde o temprano, como en el cuento de la cenicienta, la carroza se convierte en calabaza.

Bien utilizados son una excelente herramienta.

¿Existe otra razón para endeudarte? Coméntame en Instagram: @atovar.castro

Twitter: @albertotovarc

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo