¿Cómo enfrento la ansiedad financiera?


México ha sufrido innumerables crisis económicas, sin embargo, la pandemia trajo consigo la más profunda para las familias mexicanas, porque además de impactar al empleo de las grandes empresas, también afecto seriamente a los pequeños emprendedores, dejando tras de si la elevación de la pobreza, ansiedad y presión financiera a todos los niveles de la población. Reflexionemos sobre cómo enfrentarlo.

1.- Esta comprobado por la neurología que las emociones, como el miedo y el estrés, limitan al cerebro para resolver en forma eficiente. Por lo tanto, lo primero es realizar acciones para disminuirlo y estar en plena capacidad para pensar.

Investiga, pero te adelanto que encontrarás recomendaciones como hacer ejercicio aeróbico, meditar, la auto hipnosis, dormir bien, entre los hábitos requeridos para acallar la mente y disponerte a elaborar una estrategia de salida.

2.- Aunque parezca obvio, dimensiona tu angustia con los hechos reales. Tendemos a estar preocupados por lo que pasó, por lo que pasará y por lo que podría pasar. Es fundamental hacer a un lado las suposiciones para definir la gravedad y consecuencias concretas.

Probablemente, en ese momento se vaya aminorando el miedo y haya posibilidad de ser creativo para resolver. También te podría dar una perspectiva de urgencia, si así se requiere.

3.- Te sugiero que empieces con la metodología de SCORE para simplificar tus acciones. Es el acrónimo de: síntoma, causa, objetivos, recursos y efectos.

Es decir, es trabajar en un buen diagnóstico de la situación y siendo muy sincero en cuanto a reconocer la gravedad y las razones de estar con problemas económicos.

4.- Al abordar el tema de los recursos, realiza una lluvia de ideas y auxíliate de personas que pudieran tener cierta experiencia o hayan padecido circunstancias similares.

Apártate de quienes te hacen dudar, de los pesimistas. Necesitas empoderarte.

5.- Una actitud frecuente es la negación o la desidia para enfrentar las dificultades. Esto conduce al agravamiento y a eliminar opciones viables en un momento determinado.

6.- Evita la vergüenza financiera, todos hemos tenido complicaciones alguna vez en la vida y así como uno recurre con un doctor cuando está enfermo o con un arquitecto cuando vas a construir una casa, busca a los profesionales que puedan ayudarte.

Se trata de aceptar que requieres de apoyo; sólo se cuidadoso con la elección porque hay quien tienen sus intereses, toman ventaja y surge el riesgo de ser engañado.

7.- No existen recetas mágicas y los problemas en muchas ocasiones son tan grandes que obligan a llevar a cabo resoluciones difíciles y dolorosas; lo importante es ver más allá del corto plazo para remontar el estrés y la ansiedad, con el fin de buscar nuevos horizontes en donde se encuentre un mayor bienestar para la familia.

¿Cómo has solucionado tus problemas financieros? Coméntame en Instagram: @atovar.castro

Twitter: @albertotovarc

2 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo