top of page

10 obstáculos a la continuidad de la empresa


Numerosas compañías en Latinoamérica han surgido gracias al intenso esfuerzo y valentía de sus fundadores, convirtiéndose en un patrimonio para sus propietarios y familias. Desafortunadamente, una tendencia común en estas firmas es la dificultad para pasar el relevo a la próxima generación, habiendo descuidado la construcción de una estructura duradera y sostenible en el tiempo.

El coaching ejecutivo ofrece una herramienta valiosa en la transformación hacia una organización institucional y ordenada. Consideremos algunos desafíos a enfrentar.

1.- Centralización de la toma de decisiones por parte del fundador, lo cual provoca un bloqueo en la cadena de mando y limita la habilidad de la compañía para reaccionar a los retos coyunturales. Asimismo, complica el desarrollo de la gerencia y de los potenciales sucesores.

2.- Procesos informales en lugar de ser institucional. Si bien le ha sido posible operar de manera desordenada, conforme la empresa avanza aparecen ineficiencias, errores, fraudes e imposibilidad de proveer a entidades con mayores exigencias. El problema primordial es que solo el propietario tiene el conocimiento de cómo se deben realizar los procedimientos.

3.- El fundador que ha obtenido éxito haciendo todo igual a través de los años puede ser reacio a implementar nuevas prácticas o tecnologías, lo cual impide la innovación y el crecimiento. Esta es una de las razones por las que las generaciones jóvenes optan por no participar.

4.- Dependencia de personas clave con mucho tiempo en la organización y negadas a trabajar en forma diferente a como se ha hecho. Además, si el negocio gira en torno a las habilidades o relaciones del dueño, se presenta un riesgo considerable para la continuidad si algo le sucede.

5.- Deficiencias en el gobierno corporativo que deriva en la falta de transparencia, responsabilidad y capacidad para gestionar riesgos.

6.- Administración financiera informal y sin los controles necesarios llevándola a problemas de flujo de efectivo, deuda y dificultades para adoptar resoluciones informadas.

7.- Ausencia de planificación estratégica por carecer de una visión clara de largo plazo, provocando un crecimiento desorganizado y decisiones reactivas en lugar de proactivas.

8.- Incapacidad para asimilar los nuevos mercados y métodos de trabajo. La rigidez los lleva a tener un límite en el tamaño del negocio tanto geográficamente como a nivel de producto.

9.- Dificultades en la gestión de talento por la falta políticas de recursos humanos y desarrollo profesional.

10.- Ausencia de diversificación de clientes y productos, conllevando a un enorme riesgo por la dependencia que eso significa.

Para superar estos desafíos, resulta crucial que las compañías en expansión busquen implementar estructuras más formales, procesos y marcos de gobierno, estando dispuestas a adaptarse y evolucionar con el tiempo. Además, es beneficioso para el fundador contar con un equipo de liderazgo diverso y competente que pueda aportar nuevas perspectivas y habilidades a la organización.

¿Cómo calificas a tu empresa en estos 10 puntos? Coméntame en redes sociales como LinkedIn, Instagram o Twitter y sígueme en el podcast “Dinero y Felicidad”, en Spotify, Apple Podcast, entre otros

6 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

ความคิดเห็น


bottom of page